¿Problemas con cobradores de deudas?

El huir por la ventana ha sido el acto insignia de múltiples personajes de la comedia que buscan escapar de sus cobradores, pero… ¿será esta la verdadera solución? No. Y es necesario que lo entiendas por una razón: mientras el problema se resuelva con el cobrador no crecerá, pero si lo evitas le otorgaras el derecho de apelar a un ente legal.

En lugar de esperar que se presente esta situación lo recomendable, como en cualquier caso legal, es solicitar asesoría antes de decidir cualquier arreglo o de tomar una decisión. Dicha asesoría te permitirá dar o aceptar una propuesta razonable y justa, pero en términos generales te ayudara a cumplir 3 objetivos que a continuación analizaremos.

Conocer todo sobre la deuda

No, no nos referimos a saber la cuantía de la deuda, sino tener presente también detalles que permitan realizar un pago dentro de límites razonables, conociendo los factores que puedan afectar de una u otra forma el monto.

Dicha información puedes recibirla de parte del cobrador, por lo que huir de él no es una opción. El nombre del acreedor, dirección del mismo y monto de la deuda serán datos muy valiosos, de estos dependerá tu curso de acciones, las cuales debes tomar respetando los derechos del acreedor y mostrados que conoce los tuyos.

Elabore un plan que mantenga la paz

Para ello sé honesto, aun contigo mismo. Analiza que monto puedes cancelar, en qué periodo de tiempo y cómo harás que el plan de pago sea una realidad. El evitar adquirir nuevas deudas es un paso importante que debes dar para evitar nuevos inconvenientes.

También evita retrasarte para no sufrir recargos por incumplimiento y, sobre todo, no dejes en manos de otros la resolución del problema. Conocer tus límites y establecer propuestas en base a ellos será lo que te ayude a aprender de esta experiencia.

Realiza la negociación

Explica tu plan al cobrador luego de recibir asesoría y trata de que todo quede registrado. Las notas son importantes para esto, y si pueden tener un acuerdo escrito mejor aún pues en cuestiones de recordar un criterio puede diferir de otro.

Y, lo más importante, debes hacer todo esto antes de realizar cualquier pago. Nunca inicies el proceso pagando de inmediato, pues entonces quedaras a merced de los términos del cobrador.

Espera, sé paciente pero respetuoso, e inicia la negociación con seguridad encontraran un punto de partida que permita que seas responsable con tu deuda pero tomando en cuenta tus limitaciones.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.