¿Qué es un ERE?

que es un ere

Son diferentes las circunstancias que pueden llevar al despido de un trabajador, pero en aquellas donde la causa no es incompetencia o una medida de sanción por violación de contrato sino por motivo de quiebra todo cambia. ¿Por qué? Porque en estas circunstancias se aplica un procedimiento con el que se busca garantizar algunos beneficios y ventajas para los trabajadores.

Dicho proceso de regulación es conocido como ERE, o Expediente de Regulación de Empleo. Lo común es ver esta medida solo en casos de empresas que se encuentran en una mala situación económica y requieren finalizar las relaciones laborales bien sea de forma permanente o temporal.

Sin embargo, la aplicación de ERE no depende de la empresa, pues esta regulación es un mecanismo para asegurar que no se está generando un despido injustificado ni se están violando los derechos del trabajador, por lo cual será necesaria la aprobación de la autoridad laboral designada para concretar este proceso.

¿Es realmente necesario?

Sí, pues además de proteger los derechos de los trabajadores el uso de ERE permite confirmar que se están cumpliendo las circunstancias que ameritan esta situación, y que no se trata simplemente de fraude o un abuso por parte de la empresa.

¿Por qué? Porque los ERE no se aplican al despido de una sola persona. Este procedimiento implica despido, suspensión y extinción de relaciones laborales de forma colectiva. Es por ello que se le considera un proceso que vela por los derechos de los trabajadores.

Sin embargo, no todos estos procesos califican como un ERE, pues muchas empresas han intentado valerse de este medio para cometer fraude y eludir los procesos legales de despido colectivo estipulados. En estos casos la empresa que cometa la falta será sancionada y el despido se considerará nulo.

La cantidad de personas que pueden ser despedidas por este medio está estipulada en la legislación laboral, junto con una aclaración: los despidos que no cumplan estos parámetros deben ser tratados desde un punto de vista objetivo que no incluya las medidas que aplican para un ERE.