Factoo continúa captando clientes a pesar de la intención de Trabajo de cerrarla

Factoo

La polémica en torno a la cooperativa sigue siendo un tema de ingente actualidad. Factoo mantiene tanto su actividad como el pulso judicial con el Ministerio de Trabajo, quien ha solicitado a la cooperativa a que cese en su actividad. Sin embargo, Factoo sigue en su empeño a la hora de captar nuevos clientes, bajo la solicitud de ser una plataforma que posibilita el hecho de facturar sin ser autónomo.

Nuevas campañas agresivas de promoción

Factoo fue creada por el empresario Chema Escrivá y desde entonces, no ha cesado en su empeño por conseguir nuevos asociados. En las últimas semanas, ha reactivado otra de sus campañas de promoción. Anteriormente, las realizaba mediante la radio en horarios de máxima audiencia, pero en este caso, ha sido más selectivo a la hora de captar a su público.

En esta ocasión, las redes sociales como Facebook, han servido de canal para llegar el mensaje de Factoo, con campañas muy concretas y aprovechando el hecho de segmentar por ciudad, edad e intereses.

Este hecho se produce al mismo tiempo que el recurso que presentó Factoo ante el Contencioso-Administrativo contra la decisión del departamento de Fátima Báñez de querer cesar a Fidelio Factoo tras una ardua investigación por parte de la Inspección de Trabajo de València. Factoo, ha contratado a un bufete para su disputa con el Gobierno y ha presentado una queja remitida a la Dirección General de Mercado Interior por considerar que el modelo empresarial que tienen se ajusta a una directiva sobre los derechos de los trabajadores autónomos. Asimismo, han asegurado que en otros países existen cooperativas similares a ellas.

Así, Factoo enviaba un e-mail a sus asociados: “Desde Factoo estamos convencidos de que encajamos perfectamente con la ley española y estamos seguros de que Bruselas aclarará la interpretación que de ella está haciendo el Gobierno español para acabar revocando dicha disolución”.

Fidelis persigue atajar el camino judicial intentando lograr que sea la Comisión la que lleve el caso al Tribunal de Luxemburgo y así, no esperar a una sentencia del Supremo que se puede producir tras varios años. En caso de que sea favorable para Empleo, le obligará a cerrar y a esperar un último recurso en el estamento comunicativo citado.

La Inspección de Trabajo actúa a base de expedientes

La Inspección de Trabajo ha puesto en marcha expedientes regulatorios a los asociados. Según Báñez, cerca de 3.000 personas se han visto obligadas a darse de alta en el Régimen de Trabajadores Autónomos (RETA) y así, a pagar las cuotas atrasadas con intereses de demora.

Empleo también ha indicado a las personas inspeccionadas, que si persisten en este tipo de mecanismos para facturar trabajos, abrirá actas de infracción y procederá a aplicar sanciones de hasta 600 euros por cada mes que no hayan cotizado al RETA, además de una cuota correspondiente  más intereses de demora.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.